cine latinoamericano | Impacto Latin News ™

Tag Archive | "cine latinoamericano"

Festival Cinema Tropical 2017  presenta películas ganadoras de Brasil, República Dominicana, México y Estados Unidos 

Festival Cinema Tropical 2017  presenta películas ganadoras de Brasil, República Dominicana, México y Estados Unidos 

Por Ximena Hidalgo-Ayala

IMPACTO

 

Del 24 al 26 de febrero en Astoria, Nueva York Cinema Tropical y el Museo de la Imagen en Movimiento presentan el festival que promueve al cine latinoamericano contemporáneo en Estados Unidos.

Se proyectarán a los seis largometrajes ganadores de los Premios Cinema Tropical, provenientes de Norte, Centro y Sudamérica con la presencia de algunos de sus realizadores. La película Tempestad, de Tatiana Huezo, ganadora del Premio al Mejor Documental, inaugurará el festival con la temática del miedo, provocado por la violencia y la impunidad en México.

Las funciones del fin de semana incluirán “La calle de la amargura” del veterano cineasta mexicano Arturo Ripstein, la película aplaudida en el Festival de Sundance Plaza de la Soledad de Maya Goded, Jaqueline (Argentine) del joven y prometedor cineasta estadounidense Bernardo Britto y la ópera prima Santa Teresa y otras historias del cineasta dominicano Nelson Carlo de los Santos.

Ganadora del Premio Cinema Tropical a la Mejor Ficción y una de las mejores películas del 2016 según Stephen Holden del New York Times, Buey neón de Gabriel Mascaro cerrará el Festival. Ganadora de innumerables premios y distinciones en diferentes festivales, la película brasileña, ofrece una audaz y transgresora mirada sobre la identidad sexual dentro del contexto de una de las tradiciones deportivas más controversiales de Brasil.

 

 

PROGRAMA

TEMPESTAD

De Tatiana Huezo, Mexico, 2016, 105 min. En español con subtítulos en inglés) Ganador, Mejor Documental

Viernes, 24 de febrero, 7pm – Con la presencia de la realizadora.

 

Jacqueline (Argentine) de Bernardo Britto, ganadora como Mejor Película Latina en Los Estados Unidos se proyectará el sábado, 25 de febrero a las 2pm.

Jacqueline (Argentine) de Bernardo Britto, ganadora como Mejor Película Latina en Los Estados Unidos se proyectará el sábado, 25 de febrero a las 2pm.

 

JACQUELINE (ARGENTINE) 

De Bernardo Britto, Estados Unidos, 2016, 87 min. En inglés, español, árabe con subtítulos en Inglés. Mejor Película Latina en Estados Unidos

Sábado, 25 de febrero, 2pm

 

PLAZA DE LA SOLEDAD 

De Maya Goded, Mexico, 2016, 84 min. En español con subtítulos en inglés. Ganador, Mejor Director, Documental

Sábado, 25 de febrero, 4:30pm – Con la presencia de la realizadora.

 

SANTA TERESA Y OTRAS HISTORIAS

De Nelson Carlo de los Santos, 2015, República Dominicana/Estados Unidos/México, 65 min. En español con subtítulos en inglés. Ganadora como Mejor película de ficción

Sábado, 25 de febrero, 7pm – Con la presencia del realizador.

 

La calle de la amargura, de Arturo Ripstein, quien ganó el Premio Cinema Tropical como Mejor Director en la categoría de Ficción, se proyectará el domingo, 26 de febrero a las 2:30pm

La calle de la amargura, de Arturo Ripstein, quien ganó el Premio Cinema Tropical como Mejor Director en la categoría de Ficción, se proyectará el domingo, 26 de febrero a las 2:30pm

 

LA CALLE DE LA AMARGURA

De Arturo Ripstein, México/España, 2015, 99 min. En español con subtítulos en inglés

Ganador, Mejor Director, Ficción

Domingo, 26 de febrero, 2:30pm

 

BUEY NEÓN

De Gabriel Mascaro, Brasil, 2016, 101 min. En portugués con subtítulos en inglés

Ganadora, Mejor Película

Domingo, 26 de febrero, 5pm

Todas la funciones se realizarán en el Museum of the Moving Image

36-01 35 Avenue, Astoria, Queens, NY (718) 777-6888

http://www.movingimage.us/programs/2017/02/24/detail/cinema-tropical-festival/ 

Posted in Arte y Cultura, CineComments Off on Festival Cinema Tropical 2017  presenta películas ganadoras de Brasil, República Dominicana, México y Estados Unidos 

Entrevista a Benjamín Ávila

Entrevista a Benjamín Ávila

Benjamín Ávila, realizador de “Infancia clandestina”, la película argentina precandidata a los premios Oscar 2013 como mejor film extranjero y nominada en la categoría “Mejor película Iberoamericana” para los Premios Goya.

Por Karina Borodnikoff

Entrevista al director cinematográfico Benjamín Ávila.

Realizador de “Infancia clandestina”, la película argentina precandidata a los premios Oscar 2013 como mejor film extranjero y nominada en la categoría “Mejor película Iberoamericana” para los Premios Goya.

Siempre estaba preocupado por el futuro, desde muy chiquito. Sobre lo que iba a hacer y sobre cómo iba a ser mi relación con la humanidad. Por mi formación, por mi historia…

Tal vez, haya sido por aquella época en la que alguna parte de “Infancia clandestina” comenzaba a gestarse y a calar profundo en la temprana preocupación de Benjamín Ávila por el mundo en el que vivía.

Crecí en un ambiente de mucha conciencia social y mucho contexto revolucionario, de mucho debate. Con la idea de pertenecer a un todo, de ser seres sociales y no individuales. Esa concepción es algo muy intrínseco en mi…

Transcurren los últimos años de la década del setenta, época signada por dictaduras, represión y terrorismo de Estado en América Latina. Una familia argentina regresa a su país con la intención de llevar adelante una contraofensiva montonera, como líderes de una célula de resistencia.

Esta sería una breve y poco representativa reseña de una película que, más allá de su calidad, que hace honor al séptimo arte, logra universalizar el relato y superar el marco histórico-temporal. La trama, que se deja ver a través de las pupilas de un niño de 12 años, pone en evidencia la humanidad de los vínculos más profundos, las conflictivas relaciones interpersonales, tan dolorosas, como bellas y necesarias, un acontecer de situaciones locales, universales. Pasión, amor, ideología, más ser que deber.

      Es una película que no te deja sentarte y permanecer en el lugar que tenías antes de mirarla. Es una historia de amor y sobre el amor, en un contexto muy extremo y fuerte, que hace que todas las emociones tengan un valor mucho más poderoso. Tiene que ver con la fe, con eso que se ha perdido para siempre; esa generación maravillosa de las décadas del 60 y 70. Una época irrepetible, que fue eliminada y destruida en todo el mundo.

–          ¿Qué es exactamente lo que se perdió? ¿Qué lugar ocupa la memoria, entonces?

Lo que se perdió es la convicción de una idea, no la memoria. Está desaparecida del mundo la posibilidad de cambiar el mundo. Ahora se puede modificar una pequeña porción, una pequeña realidad. En aquellas épocas estaba la convicción, la fuerte creencia de que una acción podía desembocar en la concreción de cambiar el mundo. Esto era real, era cotidiano y estaban convencidos de que lo estaban logrando. La película expone esta vivencia de estar comprometidos verdaderamente con una causa, todos los días todo el tiempo y no desde tu casa un ratito. (Esta última apreciación hace alusión a la “militancia” virtual).

–          ¿Qué es lo que hace que tu mirada sea tan determinante?

La construcción de la realidad de los medios, su masificación, la apertura de la comunicación, son factores que ya no permiten tener una unilateralidad de discurso. Algo que, por el contrario, sí sucedía en la década del setenta. Hoy, en la masividad, se puede construir y deconstruir discursos, relatos, hacer un 15 M (España) así de rápido (chasquido de dedos). La militancia, en la época en que transcurre “Infancia clandestina”, tiene que ver con esto y con la consideración, la solidaridad, con ponerse en el lugar del otro.

– La película logra trascender un contexto histórico muy fuerte y doloroso…Universaliza…

Es que cuando se habla desde las emociones y no desde un lugar estrictamente político se comunica mucho más, se genera diálogo y eso es algo que yo hago a mucha conciencia. El no limitarse a una bajada de línea ideológica, permite un acercamiento. El logro es generar diálogo, no un debate porque éste se da solo, inevitablemente, sobre todo en las casas. Mucha gente me ha escrito para contarme que chicos adolescentes fueron a verla solos, ya sea por la protagonista, Natalia Oreiro, por la banda de música “Divididos” o porque me escucharon a mi en alguna entrevista. Se sorprendieron mucho con lo que vieron. Regresaron y les propusieron a sus papás o abuelos volver a verla juntos, compartirla y hacer las preguntas sobre lo que necesitaban más información. Cada casa tuvo su propia construcción. Esto es parte de lo que sucede con “Infancia clandestina”, moviliza y llama al diálogo, a comunicarse y hablar de cosas de las que tal vez no se habían conversado antes. También sucedió al revés, abuelos que llevaron a sus nietos a verla. Esa es una de las virtudes de Infancia, reparar más que generar enfrentamientos.

–          ¿Es otra forma de lucha esta manera de hacer cine?

Absolutamente. El diálogo siempre ayuda a la construcción de un todo, es inevitable. Hay determinados conceptos que están buenos renovarlos, modificarlos. En esa época nadie daba la vida por su ideal. Está mal la construcción de pensar que la gente daba la vida por un ideal porque en realidad no lo hacía. Sí vivía la vida por un ideal. Que una de las consecuencias podía ser que los maten, se sabía. Pero nadie hacía las cosas para morir. Era todo lo contrario, se hacían para vivir y mejor. La construcción social está mal discursivamente. Es algo que debería ser modificado. En aquella época, la gente que creía en un ideal y ponía el cuerpo no lo hacia para morir. La pretensión era la de construir una idea y llevarla adelante con convicción, con pasión.  Que los pudieran matar era una de las posibilidades, como también lo era ganar, como también lo era modificar la realidad, el mundo. Pero morir no era el objetivo. Estas son las construcciones que debemos, socialmente, comenzar a decir de otra manera. Porque, de lo contrario, se estigmatiza. También hay que decir que nuestros padres (montoneros, militantes) tampoco eran unos pobres inocentes estudiantes que peleaban por el boleto estudiantil y otras causas. Eran personas muy concientes, muy preparadas, sabían perfectamente lo que querían y tenían una definición política y una manera de cómo querían hacerlo muy claras. Eran gente con una formación descomunal y sabían muy bien lo que estaban haciendo. No fueron unos nenes engañados. Entonces, hay que decir las cosas, construir la historia, desde un lugar real.

–          ¿Decir que fueron chicos engañados es una forma de debilitar ideológicamente?

En los años 80y 90, desde los organismos de derech0s humanos se construyó esta idea porque la sociedad ni siquiera aceptaba que la dictadura había sucedido de esa manera. En Argentina, en particular, no se aceptaba que esto había sido así. Entonces, los organismos de derechos humanos tenían que ponerlos como unos pobres pibes que fueron aniquilados, ya que se creía que era la única manera posible para que la sociedad pudiera repensarse. Sólo parecía viable a partir de esta construcción discursiva. Después, con el enorme trabajo que hicieron las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo permitieron que se fuera forzando esta situación, que la sociedad comience a aceptar los hechos y situaciones de una manera más cercana a lo que realmente había sucedido. Recién, en los últimos 10, 12 años, la sociedad comenzó a aceptar que esto es parte de su historia, que en el país se aniquiló gente de manera sistemática, que hubo un genocidio y a partir de eso se comenzó a elaborar otro discurso, el mismo que posibilita que yo pueda decir lo que estoy diciendo, que pueda contar lo que cuento. Quince años atrás, hablar de esto era considerado un terrible error de comunicación con respecto a la historia. La sociedad no estaba preparada para escuchar determinadas cosas. Considero que repensar la historia es un gran logro de la Argentina…

Fotos: Constanza Roncati

Posted in CineComments Off on Entrevista a Benjamín Ávila

Guillermo Arriaga: A latinoamericanos aún les resulta muy difícil hacer cine

Santiago de Chile.- El guionista y director mexicano Guillermo Arriaga que saltó a la fama con "Amores Perros", aseguró hoy en la capital chilena que para los realizadores latinoamericanos "aún les resulta muy difícil hacer cine".

Considerado el libretista latinoamericano de mayor prestigio y éxito mundial, Arriaga dijo que a películas como "Spider Man", le asignaron recursos por seis millones de dólares sólo para promoción "el mismo dinero que nosotros utilizamos para hacer una película".

"Los latinoamericanos apenas disponemos de 500 mil dólares para promoción. Como ven, la diferencia es grande, por lo tanto la lucha por triunfar también es muy grande", enfatizó el realizador que dictará este viernes y sábado un curso pagado de escritura en la Universidad Católica,

El autor de otras cintas como "21 gramos" y "Babel", que también hablará de su oficio en otras universidades chilenas y el Centro de Cultura Gabriela Mistral, argumentó que los distribuidores, en general, se encuentran amarrados a las grandes productoras que copan las salas con sus películas.

"En México, por ejemplo, las productoras estadounidense son capaces de copar 2.000 salas de cine con un estreno, sin dejar espacio para el cine independiente e incluso para cintas de ese mismo país, pero de menor valor comercial", añadió.

Arriaga recordó que la última vez que vino a Chile fue en 1982, en plena dictadura militar, y aunque su estadía fue placentera "gracias al cariño del pueblo", le tocó vivir las vicisitudes del toque de queda impuesto por el régimen militar de Augusto Pinochet.

"Era una situación política muy complicada, había toque de queda a las seis de la tarde. Una vez me sorprendió haciendo compras y faltando diez minutos para las seis ya los taxis no nos querían llevar y fue muy impresionante ver como las calles se llenaron en poco tiempo de militares y carros de color verde. Yo tenía 23 años", apostilló.

Respecto a la oportunidad de trabajar con Brad Pitt quien produce una de sus realizaciones, el cineasta mexicano aclaró que con el actor estadounidense lleva a cabo un reportaje y no uno de sus guiones y habló también de su nuevo proyecto que se llama "El Pulso del Mundo".

"Son cuatro películas cada una de ella compuesta con segmentos de ficción que duran entre diez y doce minutos y cuyos temas son la religión, el sexo, la política y los vicios", añadió.

El guionista, novelista y director de cine, señaló que le encantaría realizar una película en Chile, especialmente en la Patagonia o en el Desierto de Atacama.

"Me han hablado que son lugares espectaculares, el problema es que este país no está a la vuelta de la esquina, pero lo pensaremos", comentó el guionista que en Chile dictará el mismo curso que ha impartido en México, España, Suiza y Francia.

Respecto de la volátil respuesta del público frente a algunas películas, Arriaga sostuvo que los mercados son muy cambiantes, el público es cada vez más difícil de predecir "y las películas tienen que salir en el momento justo. Una diferencia de tres meses en sacar un film puede ser fatal o resultar todo un éxito", subrayó.

Respecto a la posibilidad de volver a reunirse con el director de cine, Alejandro González Iñárritu, con el que formó una de las parejas más exitosas del cine mexicano, Arriaga afirmó que "no hay ninguna posibilidad".

Posted in CineComments Off on Guillermo Arriaga: A latinoamericanos aún les resulta muy difícil hacer cine


Edicion Impresa

Edicion Impresa

Archives

September 2017
M T W T F S S
« Mar    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Clasificados

 

Gúia de Servicios

 

Notas Recientes