Perez Prado “El Rey del Mambo” | Impacto Latin News ™

Perez Prado “El Rey del Mambo”

Perez Prado

Perez Prado

 

Por Gustavo Suárez Ojeda

Presidente Agrupación Críticos y Periodistas de Teatro

IMPACTO

 

Cerramos el 2016 con un reportaje homenaje a los personajes que rondan vivos o muertos el centenario de vida.

A partir del mes de Enero del 2017 hablaremos de resúmenes teatrales a lo mejor de esta actividad durante el 2016 apuntando a nuestra entrega de premios a llevarse a cabo próximamente.

En estas últimas semanas celebramos el centenario de tres destacadas personalidades, la del actor norteamericano Kirk Douglas de quien ya dimos un extenso reportaje, de la poetisa y escritora Elena Garro y del músico cubano Dámaso Pérez Prado a quien dedico este súper reportaje y a quien tuve el placer de conocer y disfrutar de su música a ritmo de Mambo.

Pérez Prado nació en el pueblo de Matanzas, Cuba y murió el 14 de septiembre de 1989.

Llegó a México en 1948 invitado por su compatriota de la actriz y rumbera Ninón Sevilla quien me comentaba que Dámaso de nacionalizó mexicano 32 años después de haber llegado a nuestro país y nunca regresó a su querida Cuba.

Durante más de medio siglo se mantuvo en la escena musical como creador del Mambo y de otros ritmos tropicales.

En los años 50s Pérez Prado conocido también como “Cara de Foca” hizo su debut en un salón de baile de los llamados Tés danzantes que proliferaron en el entonces Distrito Federal.

Si mi memoria no me traiciona el nuevo ritmo tan agitado y sensual como el mambo que causó este revolucionario músico que miles de personas lo considerábamos un genio dio como resultado que se llevaran a cabo una serie de concursos donde participaron medio centenar de jóvenes bailarines, la que fuera una de mis más queridas amigas la rumbera cubana me hizo la invitación para que participara en uno de estos concursos y el resultado fue que obtuve el cuarto lugar, esto fue desde luego sensacional y me dio la oportunidad de participar en algunas películas como “extra”, así como algunas presentaciones en teatro de revista junto con las otras parejas ganadoras, pero esa es otra historia y seguimos con Pérez Prado quien rápidamente conquistó la fama y la aceptación de su ritmo candente que todo mundo bailaba, creo sin temor a equivocarme que el fenómeno se dio no solo entre la gente modesta que llenaba los salones de baile, sino también entre la sofisticada sociedad metropolitana y los mismos políticos disfrazados que gustaban del nuevo ritmo llegado de Cuba, desde luego que fue una bonita época y todo mundo estaba loco.

Pérez Prado al que llamaban El Rey del Mambo o “Cara de Foca” apodo que le puso su paisano y amigo el cantante Benny Moré.

La suerte le sonreía a Pérez Prado y un años después de su arribo a México en 1949 lanzó su primer disco de 78 revoluciones conteniendo ¿Qué rico Mambo! Y el Mambo número cinco, vinieron después el número ocho, Lupita y Elsy dedicados a la comunidad cubana radicada en México, así como otros dedicados a los jóvenes estudiantes de la Universidad y el Politécnico.

Antes del mambo los ritmos preferidos en las fiestas familiares y en los cabarets de postín eran el danzón, la guaracha y la rumba géneros musicales llegados también de Cuba.

En una de las presentaciones que tuvo Pérez Prado en el Puerto de Veracruz comentó que estar a la orilla del mar y pasear por el malecón era como estar en su querida Habana.

En esos lejanos años México vivía una nueva época de modernidad, el nuevo ritmo movía a la sociedad , llenaba teatros, centros nocturnos y restaurantes, la mambomania llegó a su punto más alto, el mambo fue el marco perfecto en el cine apareciendo en más de cincuenta filmes como fueron Aventurera, Coqueta, Víctimas del Pecado con NInón y del cancan al Mambo con la vedette de América Rosita Fornés, otros filmes con Adalberto Martínez “Resortes”, Rita Montaner y Meche y Caridad “Las Dolly Sisters” también exportadas de Cuba.

 

PEREZ PRADO INTERNACIONAL

En la biografía del famoso cubano cuenta que el líder de la Banda Big Band de Estados Unidos escuchó ¡Que rico Mambo! y la grabó con su orquesta como Mambo Jambo y fue todo un éxito, Pérez Prado aprovechó esto para internacionalizarse realizando giras por algunas ciudades de la Unión Americana.

La euforia en el mundo continuó por muchos años más saltando a Europa, fue el genio del cine italiano Federico Fellini quien le dio la oportunidad de tener como fondo musical su mambo Patricia en la película “La Dolce Vita” (la Dulce Vida) con el más famoso galán italiano Marcello Mastroianni y la actriz sueca Anita Eckberg.

Este tema fue el que le abrió las puertas en otras cintas como “Los toros Bravos”, “Grandes bolas de Fuego”, y “Kika” del director español Pedro Almodovar, Casino y El curioso caso de Benjamín Button en 2008.

Tan grande era la euforia de este nuevo ritmo que llegó a enloquecer no solo al público sino también a su creador y se comentó que Pérez Prado se pasó de la raya de su enorme popularidad que creo un nuevo mambo con el Himno Nacional de México que fue rechazo de inmediato, lo cual lo llevó a salir del país aunque años después regresara.

Si bien el gusto de los cinéfilos por verlo en algunas películas no era suficiente, la radio lo llevó más allá de nuestras fronteras y su ritmo fue aceptado en distintas estaciones de América Latina, en ese entonces se decía que uno de sus admiradores era nada menos que Ernesto “Che” Guevara.

Dámaso Pérez Prado inició su carrera como pianista en la Sonora Matancera en el cabaret Tropicana, grabó más de 50 discos, vivió en México hasta el 14 de septiembre de 1989 cuando falleció víctima de un paro cardiaco.

Hasta la próxima y recuerda que también hablaré de ti.

 

Tus comentarios bien recibidos a:

gustavogerardo@live.com.mx

@ACPT_Mex

@gerardogs

 

Comments are closed.

Edicion Impresa

Edicion Impresa

Archives

August 2017
M T W T F S S
« Mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Clasificados

 

Gúia de Servicios

 

Notas Recientes