Jesús Montoya: “El arte cambió mi vida” | Impacto Latin News ™

Jesús Montoya: “El arte cambió mi vida”

La vida de Jesús Montoya hoy es alentadora y él un vivo ejemplo de que cuando se quiere se puede

La vida de Jesús Montoya hoy es alentadora y él un vivo ejemplo de que cuando se quiere se puede

 

Por Miriam Fernández-Soberón

IMPACTO

 

Para Jesús Montoya la vida no ha sido fácil, nació en México y es el mayor de ocho hermanos de una familia humilde.

Su padre comenzó a beber y muy temprano en su vida, le tocó vivir violencia doméstica. Por la falta de recursos monetarios se vio en la obligación de dejar sus estudios primarios y comenzar a trabajar.

Su primer empleo fue en una fábrica y su padre le quitaba el salario completo para comprar licor.

A  los 13 años Jesús decidió venir a los Estados Unidos con la esperanza de poder tener su propio dinero, pero el destino le jugó una mala pasada.

Cuando tenía 21 años, uno de sus grandes sueños el de convertirse en padre se iba a realizar, y con mucha ilusión tenía dos trabajos para que a su compañera nada le faltara, pero un día lluvioso del 1998 exactamente el 28 de noviembre en Oceanside California su sueño quedó truncado cuando fue sorprendido por un grave accidente de tráfico.

Jesús sólo recuerda que un helicóptero lo trasladó al hospital donde despertó de un coma tres meses después y fue cuando se enteró de que estaba paralizado del cuello para abajo.

El pronóstico fue devastador, se había dañado la espina dorsal y, a partir de ese momento supo que su vida había cambiado por completo.

Su hijo nació pero su madre decidió irse lejos para darle un futuro mejor y, él entendió que lo suyo no era una enfermedad, sino una condición, entender esto fue el comienzo de su nueva vida.

Después de año y medio de terapia aprendió a adaptarse a su nueva condición física y comenzó a realizar algunas cosas por sí mismo.  Se vio frustrado, descontento y sin esperanzas, hasta que un día apareció en su vida Liz, una amiga maravillosa y, gracias a ella y a la escuela de arte todo cambió.

La vida de Jesús Montoya hoy es alentadora y él un vivo ejemplo de que cuando se quiere se puede, así nos lo contó para Impacto Latino.

 

La vida de Jesús Montoya hoy es alentadora y él un vivo ejemplo de que cuando se quiere se puede

La vida de Jesús Montoya hoy es alentadora y él un vivo ejemplo de que cuando se quiere se puede

 

¿Cómo fue que aceptaste tu nueva vida?

-Primero que nada, fui a aprender inglés. Yo utilizaba una silla de ruedas motorizada, y tenía un breve movimiento es mis manos, obtener el diploma comenzó a cambiar mi futuro.

 

¿Cuál fue tu próximo paso? 

-Con mi diploma de inglés comencé a ver la vida de una manera positiva, hice nuevos propósito y crecieron nuevas esperanzas. En el 2007, me matriculé en Grossmont College.

 

¿Te graduaste? 

-Sí, cuatro años después y fui aceptado en la Universidad de San Diego, donde tenían cursos especiales SDSU para personas en la misma situación mía.

 

¿Cuál era tu meta?

-Primero que nada, tenía la esperanza de graduarme en Arte, pero las trabajadoras sociales me impactaron de tal manera que decidí cambiar mi futuro con el fin de ayudar a otras personas como yo.

 

Han pasado  algunos años, ¿cómo es el Jesús Montoya de hoy?

-He aprendido la técnica de pintar con la boca utilizando un pincel. Pinto flores y paisajes que forman parte de postales y de calendarios.

 

¿Los especialistas te han dado alguna esperanza de mejoría?

-Al principio no me dieron muchas esperanzas, pero con  el tiempo y el avance de la ciencia, me han dicho que aunque no podré caminar, tendré mas movilidad con las manos por ejemplo y, podré utilizar la computadora con el  mismo pincel con que pinto.

 

¿Y cómo te sientes con esas noticias?  

Yo  siempre digo, que no hay que dejarse vencer si lo que quieren las personas como yo que es salir adelante, solo se necesita voluntad.

 

¿Cómo es un día para ti? 

Voy a la escuela, me levanto a las 5 de la mañana y me ayudan a arreglarme para salir. Salgo cada día feliz en mi silla de ruedas y ya puedo hacerlo yo solo.

 

¿Tienes cerca algún familiar?  

Sí, una hermana y su familia, que están pendientes de mi. Los fines de semana salimos y me gusta mucho ir al cine con mis sobrinos.

 

¿Te gusta la música? 

Sí mucho, me gusta toda la música en español, la romántica, la música de Banda como la de El Recodo.

 

Hoy es el Día de Dar Gracias, ¿por qué das gracias tú? 

Doy gracias a Dios por muchas cosas. Por todas las buenas que me han pasado después del accidente. Llegué a pensar que no podría volver a moverme.

Le doy gracias a mi ángel que se llama Liz aunque no somos familia legalmente, ella y los suyos me tratan como si lo fuera. Antes pensaba que me miraban con lástima, con pena, pero ya en mi silla motorizada se que me quieren.

 

La vida de Jesús Montoya hoy es alentadora y él un vivo ejemplo de que cuando se quiere se puede.

La vida de Jesús Montoya hoy es alentadora y él un vivo ejemplo de que cuando se quiere se puede.

Comments are closed.

Edicion Impresa

Edicion Impresa

Archives

July 2017
M T W T F S S
« Mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Clasificados

 

Gúia de Servicios

 

Notas Recientes